Sombreros, una medida de protección solar.


Tomar el sol es una actividad que muchas personas eligen para sus vacaciones. Sin embargo, exponerse de manera prolongada sin una protección adecuada, puede arruinar esos días de descanso al quemar cualquier tipo de piel.

La piel de la cara es la más delicada de todo el cuerpo y por lo tanto, las medidas de protección solar en el rostro deben ser mayores para evitar el envejecimiento prematuro.

Hay que recordar que el sol en exceso es dañino tanto en invierno como en verano, pero en la temporada de calor es fundamental una mayor protección ya que sólo 15 minutos de exposición directa al sol y sin protección, puede afectar la piel.

En ese sentido, los dermatólogos recomiendan utilizar bloqueadores solares a partir de los seis meses de edad y siempre, usar un sombrero como medida de protección solar, además de que es un accesorio que toda persona debe tener.

Un sombrero utilizado como medida de protección solar debe tener las siguientes características:

  • Ala ancha para dar sombra a la cara, orejas y nuca.
  • Tejido apretado y un borde bajo en color oscuro.
  • Etiqueta UPF 50+ (estándar internacional para calificar la resistencia a los rayos ultravioleta en textiles)

Cabe señalar que, los sombreros de protección solar están fabricados con fibras naturales como el algodón o tejidos sintéticos como el nailon y el poliéster. Dichas telas también deben tener un UPF para bloquear el 98% de los rayos del sol y, generalmente son prendas que duran toda la vida.

No olvides al momento de comprar tu sombrero, verificar que cuente con su etiqueta UP+50 porque esta es la garantía, de que el producto está probado dermatológicamente y se puede usar con toda la confianza para protección solar.


 

    SÍGUENOS EN:

    Facebook: Sombreros MedLight