Envío Gratis a partir de $799

¿Qué va primero en tu rutina de skincare?

¿Qué va primero en tu rutina de skincare?
El cuidado de la piel es un hábito que debemos de adquirir, por qué todas queremos lucir radiantes, jóvenes y hermosas  pero pocas realmente le damos un trato especial a nuestra piel para conseguir nuestro objetivo. 
Para tener una gran rutina de skincare primero debemos identificar que tipo de piel tenemos, de acuerdo a ello podremos descifrar qué productos son los adecuados para nosotros. 
También ir al dermatólogo regularmente para escoger con mayor sensatez tus productos, tal vez necesites otro tipo de medidas o tratamientos para lucir tu piel perfecta. 
Nosotros te dejamos una guía de rutina que podrías utilizar para empezar con este hábito. 
Paso 1
Limpia dos veces al día con productos que no resequen las áreas propensas a sequedad, pero que al mismo tiempo sean efectivos para controlar la producción de sebo en las zonas grasas sin disrumpir el manto ácido de la piel. 
Para lograrlo te recomendamos limpiadores que contengan un pH compatible con tu piel. Casi siempre la presentación de estos productos es líquida.
Busca que tus productos limpiadores tengan los siguientes ingredientes:
  • Lauril sarcosinato, coco betaína o cocoamido betaína, que son saponificantes que respetan el pH de tu piel. Estos son ingredientes naturales o biotenológicos que logran un equilibrio en tu piel.
  • Carbón activado en cantidades adecuadas para un efecto altamente limpiante. 
  • Aloe vera, que ayuda a recuperar la hidratación de la piel.
    Evita lo siguiente:
    • Jabón de barra que tienen un pH alcalino que reseca la piel y al mismo tiempo la hace producir más grasa para equilibrar. Evita en tus jabones lauril sulfato de sodio (LSS).

    • Toners que contengan alcohol denat. 

    • Partículas en exfoliantes que solo raspan tu piel.

    Paso 2
    Hidratar o humectar: dependiendo de qué tan resecas sean tus zonas secas podrás simplemente hidratar o también incluir la humectación.
    Si no sientes tan reseca ninguna parte de tu piel durante el día, entonces, podrías solo hidratar con sueros o geles después de cada limpieza. Para ello, se recomienda que la hidratación se realice con ingredientes que lleven agua a diferentes capas de la piel, algunos de estos componentes son films moleculares por fermentos biotecnológicos, ácido hialurónico vegano, sales de zinc y vitamina B5. 
    Si tus zonas que tienden a la resequedad se sienten tiesas o jaladas durante el día, además de hidratar todo el rostro; humecta tus áreas secas con cremas ligeras a base de escualos o aceites ricos en ácidos linoleicos, tales como el maíz, la canola y los extractos de algas.
    Busca otros ingredientes en tus hidratantes tales como:
    • Péptidos, que son ideales para llevar luminosidad a tu rostro, y desvanecer líneas de expresión y arrugas. Son, además, recomendables para todo tipo de piel, incluyendo pieles sensibles.

    Evita componentes tales como: 
    • Colorantes artificiales, aromas, manteca de cacao y aceites pesados

    • Aceites esenciales y fragancias por su capacidad sensibilizante.

    Paso 3
    Protege tu piel del sol todos los días con protectores solares de ingredientes físicos o químicos. Los protectores físicos tienden a dejar rastro blanco sobre la piel conforme aumenta su nivel de protección solar, pero son más tolerados por las pieles reactivas; mientras que los protectores químicos son transparentes y suaves al tacto. 
    Busca además protegerte de la contaminación ambiental, luz azul y radiación infrarroja por medio de bloqueadores diseñados específicamente para ello.
    •  Te ayudarán a protegerte del sol gracias a su tecnología certificada de UPF 50+

    • Siempre debes usar sombrero y lentes de sol para que tu cara esté lo menos posible expuesta al sol. 

    El protector solar no es sólo sinónimo de día de playa. ¿Y de qué nos estamos protegiendo? Principalmente, de la radiación que a la larga puede producir incluso cáncer a la piel. Además, podemos prevenir manchas, arrugas y la textura de la piel.
    ¿Y de qué nos estamos protegiendo? Principalmente, de la radiación que a la larga puede producir incluso cáncer a la piel. Además, podemos prevenir manchas, arrugas y la textura de la piel.
    Busca en tus bloqueadores: 
    • Niveles de protección por lo menos de FPS 40 y un ideal de FPS 50+ en los solares.

    • Productos que te bloqueen de la radiación infrarroja, luz azul y contaminación ambiental, los cuales están compuestos por ingredientes biotecnológicos o derivados naturales concentrados de frutos o vegetales como la manzana, el jengibre, el trigo y la cebada.

    Evita estas actividades que sólo te perjudican:
    • Estresarte, la tensión constante es una causa de la piel mixta.

    • Consumir comida industrializada como harinas refinadas, frituras, exceso de grasas saturadas.

    • Aplicar exceso de maquillaje.

     

    Síguenos en nuestras redes 

    Facebook: #ProtecciónConEstilo  #NoSalgasSinTuSombrero   Noonaesthetics #ProtecciónSolar

    Instagram:  #ProtecciónConEstilo  #NoSalgasSinTuSombrero  Noonaesthetics

    Vista nuestra tienda en línea

    What are you looking for?

    ¡Regístrate!

    Manténte informado de nuestras novedades y promociones. Si quieres saber más sobre como manejamos tu información consulta nuestro Aviso de Privacidad.

    Tu carrito